Teléfono

Contacto: 638 54 80 54

ROEDORES

roedorestelefono

Somos expertos en tratamiento de plagas de ratas y ratones, llámenos y actuamos  inmediatamente,

Click aquí.

CUCARACHAS

palcucarachastelefono

Haga la solicitud en el tf 638 54 80 54 y le ofreceremos el mejor precio o a través de nuestro formulario.

Click aquí.

 

LA CARCOMA

lacarcomatelefono

Inspección gratis tef. 638 54 80 54

o por mail info@banzaiplagas.com

 Click aquí.

CHINCHES

palchinchestelefono

 Haga la solicitud en el tf 638 54 80 54 y le ofreceremos el mejor precio o a través de nuestro formulario.

Click aquí.

 

 

Expertos en tratamiento de la carcoma en la comunidad de Madrid

TERMITAS SUBTERRÁNEAS. PREVENCIÓN Y CONTROL

Introducción y biología de termitas subterráneas

Las termitas constituyen un muy amplio grupo de artrópodos no parásitos, de amplia distribución a nivel mundial y que juegan un papel muy importante en diversos ecosistemas, al contribuir en la descomposición de la madera en sus componentes fundamentales,

favoreciendo así la descomposición natural de la madera en bosques y otros ecosistemas. Sin embargo y en determinados escenarios.

las termitas pueden resultar sumamente perjudiciales al interactuar (destruir) elementos constructivos, decorativos o patrimoniales que presentan como componente común la madera u otros elementos celulósicos (vgr. papel). La adecuada prevención y, en su caso, el eficiente control de estos problemas resulta en estos casos fundamental.

Por razones de distribución geográfica (zona centro de la Península Ibérica), este documento se centra especialmente en las denominadas “

termitas subterráneas de madera húmeda

BIOLOGÍA.

Existen cerca de 2.000 especies de termitas de las cuales solo una pequeña proporción generan problemas de plagas. En España se han descrito dos grandes grupos: las “termitas de madera seca”(Kalotermes spp) y las “subterráneas de madera húmeda” (Reticulotermes spp; R. grassei y R. banyulensis),cada una de las cuales presenta singularidades relevantes en términos de biología, hábitats, prevención y control. Sin embargo todas ellas presentanciertos elementos en común; ll más notable de ellos y en analogía con otros más conocidos (hormigas, avispas sociales, etc) es tratarse de insectos “sociales” que presentan una compleja organización y, en función del tipo de “casta”, funcionalidades diferentes en el termitero, todas ellas orientadas a

optimizar las posibilidades de supervivencia, explotación de recursos y de propagación.

Las termitas son insectos totalmente diferentes a los causantes de las carcomas. Los orificios redondeados u ovalados que aparecen a menudo en madera (normalmente seca) no son generados por termitas sino por carcomas.

Las termitas subterráneas viven en termiteros subterráneos, pudiendo estos alcanzar dimensiones considerables.

Ciertas castas de termitas presentan una morfología algo similar a la de las hormigas, pero nunca deben ser confundidas con éstas. Ante la mínima duda, Vd. debe recoger una muestra y consultar a un especialista en control de plagas.

En los termiteros existe separación de los individuos en castas. La reproducción y el control del termitero es ejercido por una “pareja real” (macho + hembra), la defensa es ejercida por los “soldados” y el trabajo de mantenimiento del termitero y de exploración y recolección de comida por las “obreras”. No obstante esa separación de funciones es flexible y bajo ciertas circunstancias concretas puede variar; Así,

ciertos individuos del termitero (“neoténicos o reproductores de reemplazo”) pueden devenir reproductores en supuestos especiales (pérdida de la pareja real y/o pérdida de control del termitero de ésta por incremento de tamaño y/o separación física). Las obreras (la casta más numerosa) son las responsable del “ataque” o destrucción de la

madera.

La propagación o expansión de los termiteros se produce mediante dos

Mecanismos no excluyentes. El primero (probablemente el más importante en el medio natural) es el “enjambrazón”

por el cual, en un momento dado (mayo-junio usualmente en Madrid)

el termitero genera una “nube” de insectos que se exterioriza a través de un orificio en el suelo, madera dañada y que vuela buscando nuevos entornos. El segundo mecanismos, más sutil y oculto pero importante en medio urbano, es el proceso de “gemación” o de independencia de una parte del termitero. Estos mecanismos

de expansión se hacen operativos especialmente en los casos de

termiteros maduros/grandes.

Son insectos crípticos, difíciles de detectar, de manera que su presencia solo se percibe a menudo cunado los daños se hacen evidentes.

Con frecuencia (especialmente en ausencia de intervención de expertos), los daños se detectan cuando las termitas ya llevan muchos meses (o años incluso) infestando los espacios.

Las termitas dañan madera pero también cualquier otro material de base celulósica (vgr.aglomerado, DM; papel, etc.)

Las termitas más frecuentes en la zona centro de España son las denominadas de “madera húmeda”. Por tanto, la mayoría de los casos de taques/daños ocurren en situaciones en las que la madera estructural, decorativa, etc... está expuesta a altos niveles de humedad. Por tanto, errores en el diseño/ejecución de las obras y/o los fallos en el funcionamiento del saneamiento interior-pocería de los edificios son las causas últimas (y los elementos clave de prevención/control) de los problemas de termitas.

La madera afectada presenta daños característicos (ver fotografías) y fáciles de diferenciar de otros problemas (carcomas, podredumbres, etc). Al afectar inicialmente a las zonas blandas, típicamente producen un “deslaminado” que genera lesiones en forma de “hoja de libro”. En estadios avanzados, toda la madera es consumida, quedando en ocasiones solamente una fina capaque corresponde al barniz o pintura. La madera en ese estado resulta sumamente frágil, lo que explica

los típicos daños de rotura de rodapiés o marcos de puertas/ventanas, etc.

Termitas y salud pública

Las termitas no producen daños directos para la salud ni son v

ectores de enfermedades para el hombre o sus animales domésticos. Su papel se circunscribe por tanto a los daños (muy considerable en ocasiones) que pueden llegara generar. Los dos únicos escenarios de riesgo para la seguridad/salud estarían relacionados con:

Eventuales daños no detectados a tiempo que afectaren a madera estructural (vigas), generando riesgos de colapsamiento (derrumbe)

de estructuras.

Mala planificación o ejecución de tratamientos químicos biocidas que pudiera generar exposición directa de personas y/o contaminación de aguas subterráneas, estructuras, etc.

Los tratamiento frente a termitas solo deben ser realizados por profesionales especializados.

PREVENCIÓN Y CONTROL DE TERMITAS SUBTERRÁNEAS

Marco legal

De acuerdo a la normativa de la U.E., nacional y autonómica relativa a la prevención y control de plagas, las empresas y profesionales que se dedican a estos trabajos están sujetos a autorización especial yrequieren formación específica(registro de empresas de actividades y servicios biocidas).En relación al caso concreto de las termitas y a

diferencia de otros países europeos, en España no existe unanormativa nacional directa reguladora para este tipo de problemas.

Ciertas comunidades autónomas y/o municipios pudieran disponer de criterios normativos específicos por los que se recomienda su consulta.

Prevención

Como en el caso de cualquier otro tipo de plaga, la prevención es fundamental y poder llevarla a cabo depende en gran medida del conocimiento y de la aplicación diligente de ciertas medidas

básicas, entre otras:

En zonas con presencia conocida de termitas, adoptar medidas preactivas de diseño y de ejecución de obras de construcción,

Estas medidas corresponden obviamente a los profesionales

competentes para esas funciones y se apoyan en evitar las posibles vías de acceso de las termitas al edificio desde el subsuelo.

Prevenir y, en su caso, investigar diligentemente y controlar cualqu

ier problema de humedad, especialmente en aquéllos casos en que esta humedad afecta a zonas

próximas al suelo..

Evitar el almacenamiento de materiales atractivos en zonas húmedas (

vgr. evitar almacenar muebles, papeles, etc... en contacto directo con suelo y en condiciones de humedad y mala ventilación).

Diagnosticar con precisión cualquier incidente de avistamiento de insectos sospechosos, con especial referencia a enjambrazones (mayo-

junio).

En caso de duda, solicitar diagnósticos precisos a los profesionales competentes

Ante sospecha de presencia de termitas, Vd. debe:

NO realizar tratamientos biocida (insecticida) “caseros”. Nunca funcionan en el caso de termitas y pueden entrañar riesgos (vgr. seguridad química) y problemas (vgrexpansión de termiteros) colaterales.

Contactar y ponerse en manos lo antes posible con los profesionales especializados de control de plagas (xilófagos). Si disponible, recoger muestras de los insectos detectados al efecto de mostrárselos a los profesionales consultados al efecto. A partir de ese momento ellos evaluarán la situación concreta y le propondrán las medidas adecuadas, entre otras y con carácter no excluyentes:

Confirmar el diagnóstico preciso y la extensión probable delproblema.

Detectar posibles interferencias o relaciones con otras propiedades o espacios vecinos.

Confirmar el nivel de actividad del problema. En ocasiones y debido a

factores ambientales (vgr. resolución de los problemas de humedad), las termitas “desaparecen” ... En todo caso, esta cuestión conviene que sea confirmada con ayuda de técnicas especializadas (acústica,

electromagnetismo, etc).

Determinar (con ayuda de especialistas) eventuales daños en maderas

estructurales(vigas) que pudieran hacer inestable la estructura necesario su reparación y/o sustitución. Cerrar los correspondientes presupuestos.

Diagnosticar y elaborar un plan urgente de control del problema de humedad subyacente.

Eliminar o modificar la ubicación de material sensible (madera y/o papel en zonas próximas al suelo).

Eliminar madera dañada (excluyendo obviamente aquella de valor

patrimonial, que podría ser objeto de tratamiento profesional).

Decidir el tipo de tratamiento conveniente al caso (*).

Una vez controlada la infestación (puede ser necesario meses para ello ¡!), establecer un programa de revisiones encaminadas a detectar eventuales recidivas.

(*) NOTA: Los tratamientos profesionales frente a termitas constituyen uno de los escenarios de control de plagas más difíciles, especialmente en medio urbano. Esta dificultad y los costes asociados hacen recomendable que Vd. se ponga lo antes posible en manos de especialistas. En general existen diversas posibilidades de control:

Fumigación (uso de gases fumigantes). Técnica muy infrecuente en España y que requiere circunstancias y condicionantes muy precisas de aplicación y de seguridad.

Inyección de insecticidas en suelos, paramentos, etc. Técnica tradicional hasta la aparición de los cebos termiticidas en los años 90. Se suele combinar con otras técnicas complementarias de tratamiento termiticida directo de la madera (geles y aplicaciones directas, por ejemplo).

Uso de cebos para termitas que incorporan insecticidas de acción lenta

(inhibidores de quitina) que las obreras de termitas llevan al termitero en su recolección, aprovechando el comportamiento de trofalaxia

(alimentación boca-boca/boca-ano) de éstas. Sin menoscabo de las otras técnicas arriba citadas y por razones de seguridad química, se trata probablemente de la primera elección de tratamiento. El uso de esta técnica facilita asimismo los objetivos de determinar la extensión geográfica del problema. Sin embargo no siempre es posible llevarla a cabo.

Otros métodos. El sector profesional de control de plagas investiga nuevas soluciones para este tipo de problemas, incluidas los correspondientes al empleo de métodos no químicos

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!