Teléfono

Contacto: 638 54 80 54

Recomendaciones y líneas estratégicas de Madrid Salud encaminadas a mantener la ciudad libre de plagas, racionalizando el empleo de productos químicos biocidas.

La paloma bravía es la especie de paloma más común en nuestra ciudad. Relacionada desde hace miles de años con el hombre, que ha utilizado estas aves como medio de comunicación civil y militar, como alimento, etc..., las palomas urbanas han experimentado en los últimos decenios un considerable incremento, hasta el punto sorprendente de convertirse en plaga frecuente. Algo parecido está ocurriendo con otro tipos de aves en ciudad (gaviotas en zonas costeras, dormideros de estorninos en ciertas ciudades, etc.)

Las causas de esto son complejas, pero podrían considerarse, entre otras:

  • Los cambios sociales, que han producido el paso de una sociedad rural a otra eminentemente urbana.
  • El declive de la agricultura - ganadería.
  • El diseño de las edificaciones urbanas, que asemeja el hábitat original de las palomas en riscos y cantiles (disponibilidad de refugios)
  • La evidente disponibilidad en medio urbano de alimento y de agua (fuentes ornamentales) en situaciones o momentos en los que estos recursos escasean en el campo. Esta situación se agrava en la medida de la costumbre de algunos ciudadanos de suministrar importantes cantidades de comida a estas aves, circunstancia expresamente prohibida por las ordenanzas de Madrid y causa de graves problemas con palomas, fuente de conflictos vecinales, etc.

La presencia de palomas en ciudad no resulta en absoluto indeseable, en la medida que se mantengan sus poblaciones en niveles razonables. Su sobrepoblación es causa de graves daños materiales y de potencial perjuicio para la salud pública de modo directo e indirecto (parásitos asociados).

Columba livia presentan una morfología característica que permite su fácil identificación y que las diferencia de otras especies de palomas ocasionalmente presentes en ciudad (principalmente torcaces).

Estas aves forman parejas estables, la puesta normal está formada por dos huevos que incuban ambos sexos y que, tras 18 días da lugar a 1-2 pichones que son también cuidados y alimentados por los padres. Las palomas anidan en oquedades, cámaras de aire bajo cubiertas, terrazas de pisos no utilizados, edificaciones abandonadas con ventanas abiertas, etc... En caso de disponibilidad de recursos (caso de las ciudades), son posibles varias puestas por año, por lo que resultan aves prolíficas (potencialidad de plaga). No anidan en árboles.

Son animales longevos, pudiendo llegar a vivir más de 15 años. No obstante y en ciudad, la esperanza de vida probablemente se encuentre muy reducida respecto a esa cifra.

Bien que de hábitos fundamentalmente granívoros, Columba livia se ha convertido en ciudad en una animal omnívoro. Se han adaptado extraordinariamente bien a la vida en ciudad y el ruido y la cercana presencia humana no las altera excesivamente. 

Ave de fácil identificación, se diferencia de las palomas torcaces (Columba palumbus) por el hecho que estas últimas presentan una manchas blancas en el lateral del cuello y en el dorso de las alas (visible sólo al volar). Las palomas torcaces son más voluminosas (aspecto pesado) y en Madrid no anidan en construcciones sino en árboles.

Resulta importante revisar periódicamente las edificaciones porque no debe permitirse la nidificación de palomas en proximidad excesiva con el hombre. Esta cohabitación próxima es fuente segura de daños, conflictos y riesgos. En caso necesario (ver prevención) pueden utilizarse sistemas especiales de ahuyentamiento de aves. Por ello, en caso de duda no debe retrasarse la consulta a los técnicos especializados que revisarán la edificación y establecerán un diagnóstico de situación, base para acometer las medidas correctoras oportunas al caso

Son de aplicación en este caso muchos de las recomendaciones y consejos incluidos en la ficha Control integrado de plagas.

En líneas generales, puede recomendarse:

  • No suministra alimentos a las palomas. Las palomas no necesitan ser administradas porque son animales muy capaces y habilidosos para encontrar ellas mismas sus recursos. La alimentación intencionada induce aglomeración localizadas que causan graves daños. Ud. debe saber que se encuentra expresamente prohibido por la vigente Ordenanza sobre Tenencia y Protección de los Animales ; Artículo 11.4 - Normas de Convivencia.
  • Mantener en buenas condiciones de conservación las edificaciones. Se trata de una obligación de la propiedad y es la manera más eficiente de evitar problemas.
  • Poner en manos de profesionales la protección de las edificaciones.
  • Notificara a la autoridad sanitaria municipal ( Madrid Salud ) aquellas incidencias relevantes en espacios públicos. 

Madrid Salud desarrolla un programa específico de prevención y control de poblaciones de palomas en la Ciudad. 

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!