Teléfono

Contacto: 638 54 80 54

Cimex lectularius (Hemiptera; Cimicidae)

Recomendaciones y líneas estratégicas de Madrid Salud encaminadas a mantener la ciudad libre de plagas, racionalizando el empleo de productos químicos biocidas.

Los chinches domésticos se encuentran entre los parásitos humanos más universales. A diferencia de los piojos, no son insectos que vivan permanentemente sobre su hospedador sino que sólo se acercan a él para alimentarse de su sangre (pican); Posteriormente, lo abandonan y se refugian en escondrijos adecuados próximos a su fuente de alimentación nocturna.

Efectivamente, se trata de parásitos de hábitos fundamentalmente nocturnos (elemento de interés diagnóstico). Sólo se producirán picaduras durante el día en los supuestos de dormitorios que fuesen usados en ese momento (cuarteles de bomberos, policía o profesionales que tengan horarios de trabajo particulares). Por esta razón, los chinches son un problema que se localiza fundamentalmente en dormitorios.

El criterio médico-científico actual es que estos insectos no trasmiten enfermedades relacionadas con la sangre (Hepatitis B, HIV, etc...). Sin embargo, las infestaciones que se detectaren deberían ser rápidamente controladas por obvios motivos de calidad de vida . No resultan en absoluto soportables estas infestaciones y pueden producirse reacciones cutáneas, infecciones por autorrascado, etc...

Biología y habitats

Se trata de insectos de metamorfosis incompleta. Esto implica varias cosas:

Las formas larvarias (ninfas) son morfológicamente muy similares (salvo en el tamaño) a los adultos.

Ambos (ninfas y adultos) son parásitos; Se alimentan y viven en los mismo lugares.

Los chinches de cama presentan una característica morfología en forma acorazonada, son aplanados en sentido dorso-ventral y presentan una tamaño similar a una lenteja. Color: pardo-marrón amarillento.

Se reproducen por huevos, que las hembras depositan en grietas y otros refugios (costuras de colchones, somieres, anfractuosidades del mobiliario y ornamentos de dormitorios, etc...). Cada hembra puede poner cerca de 2 huevos /día, hasta un total de 200. El ciclo biológico completo (de huevo a hembra adulta ponedora) dura en condiciones ideales unas 4-9 semanas.

Los chinches, de modo análogo a las garrapatas, son insectos coriáceos, capaces de ayunar y de resistir temperaturas adversas (edificios no calefactados).

Diagnóstico

No siempre es fácil su detección. A menudo, el propietario de la vivienda afectada sólo se percata como consecuencia de incidentes repetidos de picaduras nocturnas. Estas picaduras:

• Se producen de noche y en dormitorios.

• Ocurren especialmente en zonas no vestidas (pies y manos si se duerme con pijama).

• No se manifiestan por igual en todas las personas que viven en el domicilio.

El avistamiento directo del insecto no siempre es fácil (se esconden muy bien ¡!). No obstante, conviene considerar:

• La presencia habitual de excrementos , que presentan un aspecto que recordaría el de "salpicaduras de tinta estilográfica negra", que pueden detectarse sobre paredes, mobiliario, colchones, somieres, etc..

• Cierto " olor a chinche", que resulta característico de los locales fuertemente infestados.

Especial diligencia se requiere para evitar presencia de avisperos en proximidad de entornos sensibles tipo colegios o guarderías, áreas infantiles de juego, etc...

   Son de aplicación en este caso muchos de las recomendaciones y consejos incluidos en la ficha Control integrado de plagas.

Condicionada por su peculiar biología, la prevención frente los chinches de cama se basa fundamentalmente en:

Precaución respecto a viajes y equipajes. Bien que los hoteles, albergues, .... usualmente dispongan de servicios de prevención y control de plagas eficaces, no resulta descabellado realizar una comprobación visual rápida (ver diagnóstico).

En caso de picaduras, consultar inmediatamente a un profesional de plagas experimentado. No se aconseja en absoluto intentar solucionar este tipo de problemas por medios propios (insecticidas uso doméstico).

Evitar recoger mobiliario (especialmente el sospechoso de haber sido usado en dormitorios) de espacios públicos. En caso de duda (vgr. compra de muebles de segunda mano), consultar a profesionales de control de plagas).

No aplicar insecticidas directamente sobre ropas de cama o vestuario. Este tipo de materiales puede higienizarse eficazmente mediante lavado a alta temperatura.

Prevenir y controlar nidaciones de aves, murciélagos, etc... en edificaciones de uso humano.

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!